Alimentación Consciente

  • by
La alimentación consciente es el arte de estar presente mientras consumes o preparas tus alimentos. Seguramente has escuchado últimamente la palabra mindfulness o atención plena ¿verdad?. Bueno te voy a contar que esta practica cambio mi forma de ver y relacionarme con los alimentos, la forma de nutrir mi cuerpo; y con la forma de relacionarme conmigo misma y con mis emociones. En resumen el mindfulness cambio mi vida por completo. 
Después de probar y probar toda clase de dietas, fajas, pastillas y hasta cirugías para perder peso, encontré en la alimentación consciente lo que realmente necesitaba para adaptar buenos hábitos y perder peso de manera natural, amorosa pero sobretodo sostenible en el tiempo. 
La alimentación consciente me hizo entender que mis malos hábitos de alimentación eran la ruta fácil para calmar mis vacíos existenciales y el mal manejo que le daba al estrés y a mis emociones. El abuso de comida que no nutren; como los alimentos altamente procesados, el azúcar y las grasas me llevaron a sufrir problemas hormonales y por supuesto a la obesidad.
La clave de la alimentación consciente es sin duda aprender a identificar y sintonizar las emociones con el cuerpo físico. Así es como sabemos que es lo que realmente necesita nuestro cuerpo para nutrirse y sentirse en bienestar. Es entender si realmente tengo hambre o deseo tapar una emoción.
Esta practica te da la oportunidad de hacer una pausa y reflexionar ante las opciones que tengas para alimentarte y elegir así conscientemente lo que es bueno o no para ti en cada momento. Por ejemplo, si sientes deseos de comer algo frito tu puedes parar y en ese momento identificar que emociones o pensamientos estás experimentando que disparo tus ganas de comer algo frito. Una vez te hagas consciente de esa emoción, tienes la oportunidad de cambiar ese alimento por otro más rico y saludable como el aguacate, unas semillas o unos frutos secos. Es decir sustituyes las grasas malas por grasas buenas. 
La alimentación consciente es la manera más amorosa para perder peso y olvidarte de una vez y para siempre de las dietas. También es una forma de demostrarle cariño y respeto a tu cuerpo. Y esto sin duda te ayudara a crear una mejor autoestima.  
En definitiva y desde mi propia experiencia es reeducarte y convertir el acto de comer en un verdadero acto de amor. Por que al final recuerda que estas nutriendo el único vehículo que tienes para disfrutar la vida.  
Por eso te invito y te motivo a que poco a poco vayas incorporando pequeños actos o hábitos de alimentación consciente por que sé que es lo único que te ayudara a lograr tus metas de Bienestar. Aquí te comparto algunos.
 Trata siempre que el momento de nutrir tu cuerpo sea un momento de tranquilidad y amor.
Come despacio sin prisa.
Olvídate de las distracciones electrónicas como el TV, la radio, el computador, el celular, etc,  mientras comes.
Come siempre en gratitud.
Respira entre bocados. 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *