Aprende a vivir en el presente

  • by
Vivir aquí y ahora es un regalo de amor que te das a ti misma. Es una practica de meditación maravillosa y transformadora que ha traído grandes beneficios a mi vida. 
El mindfulness o atención plena, es una practica muy antigua que muestra una profunda transformación para nuestra vida actual. Tiene que ver con el hecho de despertar al mundo y de vivir en armonía con nosotras mismas.
Nos hace reflexionar y analizar quienes somos, cuestionarnos la manera automática como vemos el mundo y también nos ayuda a valorar la plenitud en cada momento que vivimos.
Esta practica me ayudo a desactivar el piloto automático y me abrió a la maravillosa oportunidad que es vivir y disfrutar mi vida en el momento presente.
Antes de incorporar el mindfulness en mi vida mi mente era un caos. Todo el tiempo estaba ocupada con incesantes ríos de pensamientos, que no me permitían abrir espacios para disfrutar de absolutamente nada. Vivía constantemente entre el pasado y el futuro, cosa que me causaba una enorme frustración, dolor, estrés, miedo y muchísima ansiedad. No era consciente que todo eso me alejaba cada vez más de la verdadera realidad que yo quería vivir.
El mindfulness, me enseño a poner atención plena de forma determinada y consiente en el momento presente en pequeñas tareas o hábitos diarios sin analizar y sin juzgar. Esto me ayudo a recuperar la vitalidad, a conectar con mi sabiduría interior y hacerme cargo de mi propia experiencia de vida.
Entendí por fin que la vida esta hecha de pequeños momentos y que yo no estaba disfrutando de las maravillas y la riqueza que el universo me estaba ofreciendo cada día.
Vivir en el presente me ayudo a liberarme de prejuicios, opiniones y expectativas propias y ajenas. Abriéndome a un mundo de nuevas posibilidades. A medida que fui avanzando en esta maravillosa practica me volví un poco más creatividad y a gestionar mejor mis emociones.
“El mindfulness” es mucho más que una practica de meditación, es realmente un estilo de vida que te libera y te ayuda a vivir mejor. Te invito a practicarla con estos tres simples ejercicios. 
Respira: la respiración ayuda a captar momentos. Puedes utilizarla para desarrollar la atención plena, simplemente concéntrate en la sensación de respirar. Visualiza el ingreso y la salida del aire. Siente cómo entra en tu cuerpo, cómo oxigena tu sangre y cómo sale. De eso se trata de respirar y saber que estás respirando.
Sube por unas escaleras: sube por una escalera y concéntrate en el movimiento de tus piernas y de tus pies. Esto activa tu consciencia en el presente y cuando llegues al último escalón seguramente estarás más tranquila y conectada. 
Practica la autoindagación: hazte preguntas no solo para resolver problemas personales, sino acerca de la conexión que tienes con el universo, con la vida y contigo misma. Formúlate preguntas y contempla las respuestas desde tu corazón y tu consciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *