Porque las dietas restrictivas no funcionan

  • by

Es una realidad ver que la mayoría de las personas que desean bajar de peso no lo logran su objetivo, a pesar de  ponerse a dieta e ir al gimnasio. Esto se debe en gran parte por que las personas no saben que somos  bio-individuales, es decir que todos somos diferentes; por lo tanto todos necesitamos una alimentación adecuada a nuestros objetivos, cuerpo, metabolismo, necesidades, etc.

En este articulo te contaré los tipos de dietas restrictivas que influyen en el fracaso de no poder perder peso.

  1. Dietas que cuentan calorías: es buena pero no es lo mejor, no te nutre 100% de alimentos reales, te restringe la cantidad de alimentos que consumes. El balance está en los alimentos que realmente son nutritivos y dan beneficios y nutrientes a tu cuerpo.
  2. Dietas que excluyen grupos de alimentos: es importante saber que los sabores son algo que nos equilibra por dentro. Al momento de incluir lo que dejaste de consumir, tu cuerpo empieza a recuperar el peso que ya había perdido.
  3. Dieta del SI bajo a cualquier precio: es cuando queremos perder peso rápido y drásticamente a cualquier costo, son las dietas que se basan en pastillas para suprimir el apetito, pero al dejar la pastilla, se duplica la ansiedad. Realmente lo que necesitas es nutrir tu cuerpo para no solamente bajar de peso, si no tener un estilo de vida saludable.
  4. Adicción de los alimentos: es una realidad que si hay adicción a alimentos como el azúcar, los carbohidratos refinados, las grasas trans y consumo excesivo de sal. Esto sin duda es un factor determinante para no lograr bajar de peso a demás de ser el desencadenante de muchas enfermedades.

En resumen Para lograr una dieta o alimentación efectiva te recomiendo tener en cuenta lo siguiente.

  • Que te olvides de la frase “voy hacer dieta para perder peso” y mejor la cambies por “voy a nutrir mi cuerpo para encontrar el bienestar”.
  • Que sea una alimentación natural y hecha a tu medida.
  • Que la puedas ir implementando gradualmente.
  • Que la puedas mantener en el tiempo y que no sea algo puntual.
  • Que no te restrinja alimentos arbitrariamente.
  • Que no sea de conteo de calorías.
 

Finalmente quiero decirte que estoy absolutamente convencida que la única forma de lograr un peso y vida saludable no es con una dieta es con un verdadero “CAMBIO DE HÁBITOS”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *