Sanando tu interior

Vivir en el aquí y en el ahora es la mejor herramienta para la sanación interior.

¿Quién no ha experimentado sufrimiento y dolor emocional por diferentes causas a lo largo de su vida? Estoy convencida que todos hemos pasado por situaciones difíciles en uno o varios aspectos de nuestras vidas (económico, emocional, espiritual, amorosa, etc.) y que creemos son casi imposibles de soportar o perdonar.

La mente siempre quiere tener el control y busca la forma para llevarnos continuamente al pasado y recordar esos momentos de sufrimiento y dolor que aun no logramos sanar y que inevitablemente empañan o encubren el momento presente y no nos permite avanzar y disfrutar del aquí y el ahora.

Hemos acumulado una carga cada vez mas pesada de tiempo en nuestra mente y todos hemos llegado a sufrir por este peso. La acumulación de este tiempo solo trae dolor y resentimiento; si no queremos crear mas dolor para nosotros mismos y las personas que nos rodean, debemos entrenar nuestra mente y establecer su residencia en el ahora y hacer breves visitas al pasado solo cuando sea necesario para manejar algún asunto practico de la vida.

Un ejercicio práctico es Decirle siempre ‘SI’ al momento presente; “SI” a la vida y observa como todo empieza a fluir a tu favor.

Mientras seamos incapaces de permanecer en el ahora, cualquier dolor emocional que hayamos experimentado, dejará secuelas de sufrimiento que permanecerá en nosotros.

El dolor del pasado se fundirá en nuestra mente y en nuestro cuerpo.  Este dolor acumulado es un campo de energía negativa que ocupa el cuerpo y la mente y Esto nos llevara a ser personas infelices

Si eres capaz de estar alerta y presente en todo momento y observar lo que pasa en tu interior, en lugar de dejarte dominar por esos pensamientos, te proporcionara una oportunidad para una practica espiritual poderosa y harás posible una rápida transformación de todo el dolor pasado.

Ten en cuenta estas 5 recomendaciones que te serán muy útiles en tu proceso de sanación interior.

 

  1. Estar presente en todo momento: estar aquí y ahora, observando tu experiencia, sin juzgar ni analizar; tomando cada momento con serenidad y aceptación.
  2. Agradece: agradecer es la llave que abre la puerta a los milagros.
  3. Inhala y exhala: toma un alto para respirar conscientemente. La vida entra a través de tu respiración y cuando inhalas te purificas y te llenas de amor, compasión y aceptación  por ti y el mundo entero, cuando exhalas sueltas todo dolor, angustias o sufrimiento que ya no tienen espacio en tu vida.
  4. Escucha con la mente abierta: no tenemos todas las respuestas y quizás nunca lleguen. La mente querrá analizarlo todo, pero tu alma y tu cuerpo conocen cosas que tu mente no va a entender.
  1. Trae compasión y respeto hacia ti. Cuando te das amor y respeto a ti misma, sostienes el espacio energético para tu sanación; la compasión y respeto por ti misma es la llave de tu sanación y la sanación del mundo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*